Interventor de la gobernación de Guairá se negó a transferir G. 45 millones a la Pastoral Social de Villarrica

•Pablo Vera se opuso a realizar la transferencia a la fundación y de acuerdo a denuncias de los concejales, estas podrían perder G. 500 millones, correspondientes a los fondos de  (Itaipu Binacional), con el cual son beneficiadas  más de mil familias indígenas.

•La postura del Interventor tuvo el respaldo de la concejala departamental de fuerza republicana, Magdalena Benítez.

•Por lo que el legislativo liberal Guido Gírala, propuso enviar una nota de exigencia al interventor y la  redireccion inmediata del dinero, bajo la responsabilidad administrativa de la Junta.”En caso que hubiere algún problema posterior se deslindará toda responsablidad al interventor”, aseguró el edil.

Comunidad indígena y campesina del Departamento de Guairá, corre el riego de quedarse sin el apoyo de Itaipu si no recibe desembolso de la gobernación//Cortesía

Sirilo Apodaca, presidente de la Fundación para la Promoción Humana y el Desarrollo (FPHD) dependiente de la Diócesis de Villarrica del Espíritu Santo, departamento del Guairá,  el pasado 30 de agosto llegó hasta el recinto de la Junta Departamental, para hacerles un  demostración de todo lo que hacen y solicitaron el segundo desembolso por parte de la gobernación.

“A fin de no perder la ayuda de G. 500 por parte de la Itaipu Binacional, que les sirve a siete comunidad indígena y campesina del Departamento de Guairá, para la capacitación de producción de alimentos, para auto sustento, equivalentes a 1.300 personas”, expresó el dirigente.

Pablo Vera Insaurralde, interventor de la Gobernación de Guairá, envió una nota a la Junta Departamental donde hace referencia que no podrá transferir G. 45 millones, a la fundación de la Pastoral Social de la Diócesis de Villarrica para el proyecto de seguridad alimentaria, debido a que supuestamente no se cuenta con la disponibilidad presupuestaria.

Por lo que el concejal Departamental Guido Gírala, solicitó a la plenaria que se derive la nota del Interventor al padre Apodaca, a fin de evitar malos entendidos, con lo que todos sus colegas estuvieron de acuerdo.

“Como Junta Departamental debemos exigir al interventor, Pablo Vera Insaurralde, el re direccionamiento de los G. 45 millones, que necesita la fundación para no perder la donación de Itaipu que son de G. 500 millones”.

Tenemos que tomar esa responsabilidad como representantes del pueblo y deslindarle de toda responsabilidad al interventor si hiciera necesario. En caso de no conseguir ese presupuesto, sugiero que cada uno pongamos plata de nuestro bolsillo hasta completar lo solicitado.

“Pero tenemos que hacer hasta lo imposible que las más de mil personas puedan seguir capacitándose con los proyectos de auto sustento, porque hay mucha gente que pasará hambre si no hacemos algo al respecto”, refirió Gírala.

El concejal Luis Duré, aprobó la moción de su colega, por lo que llevaron a votación y fue aceptada por unanimidad.

La concejal María Magdalena Benítez, concejal Departamental de Guairá, aseguró que el interventor no puede hacer esa transferencia porque el Ministerio de Hacienda, no está desembolsando más algunos rubros.

Explicó que anteriormente se había desembolsado esos recursos por comisiones, del rubro G. 800 millones, el cual actualmente se quedó suprimido y hasta ahora, no se realizó la ampliación presupuestaria.

Compartí esta noticia

Deja un comentario