“Fuimos obligados a ceder el edificio” denunciaron representantes de la Cruz Roja

  • Voluntarios de la Cruz Roja, participaron de la sesión ordinaria de la Junta Municipal, aseguraron que en contra de su voluntad tuvieron que abandonar el edificio, por presión de la comuna de Villarrica.
  • Mencionaron que el intendente Magín Benítez, nunca tuvo en cuenta la inversión que realizó la ONG para la edificación del edificio en cuestión.
  • En la sesión los concejales propusieron que el intendente haga una donación vitalicia del terreno, para dar fin al conflicto generado en torno al caso.
Cruz Roja Filial Villarrica//Guairapress

Una comitiva de la Cruz Roja Filial Guairá, acompañó la sesión ordinaria de la Junta Municipal de Villarrica, una vez mas solicitaron a los concejales una pronta solución del conflicto entre la comuna y la ONG.

En representación a la institución voluntaria Jorge Antar, colaborador muy cercano a la Cruz Roja, solicitó a los ediles que busquen un mecanismo urgente para encontrar una solución al conflicto que llevan soportando hace mucho tiempo, además dijo que el terreno en cuestión se les debe otorgar sin mayores trabas, ya que fue la Cruz Roja, la que levantó todo ese edificio.

Durante la sesión, recordaron que los voluntarios de la ONG, fueron prácticamente obligados a abandonar la oficina edificada en el predio municipal. “El intendente Magín Benítez, no tuvo en cuenta la inversión de G. 500 millones que la Cruz Roja hizo en el lugar” alegaron los voluntarios.

Durante el reclamo en la sesión también estuvo presente el padre de un niño autista usuario de la Cruz Roja, el hombre lamentó toda la situación que se está dando, alegó que la decisión del intendente fue muy insensible porque todo eso está afectando a muchos usuarios que acuden hasta la institución para ser atendidos, en tanto los legisladores proponen que el jefe comunal haga una donación vitalicia del terreno municipal, para dar fin al conflicto.

El conflicto inició hace algunas semanas, luego de que la intendencia haya enviado una notificación donde exigía a la ONG a devolver el edificio que venia ocupando desde hace mas de 40 años, la municipalidad alega que el contrato de usufructo feneció hace dos décadas aproximadamente y hasta la fecha no se renovó contrato entre ambas instituciones.

En 1990, las autoridades de la Cruz Roja filial Guairá y el entonces intendente de Villarrica Alfredo “Fito” Friedmann, firmaron un acuerdo que consiste en un permiso de arrendamiento con carácter de préstamo en el término de 10 años, pero desde ese entonces no se volvió a renovar por el permiso por escrito, pero sí de forma verbal con los intendentes que iban ocupando su lugar en el municipio al trascurrir los periodos.

El próximo 12 de octubre, la Cruz Roja cumplirá 40 años de estar realizando los trabajos de voluntariado en Guairá. Por lo tanto, el deseo de la organización es que sea aceptada por el jefe comunal la reconsideración que presentaron ante la Junta Municipal.

Compartí esta noticia

Deja un comentario