“Es medicina natural”: Un hombre toma su orina todas las mañanas y desató una guerra con el vecino por el olor

  • Lleva casi 20 años realizando está practica y ofrece cursos sobre los beneficios de la orina.
  • Sin embargo, esta costumbre le generó conflictos de convivencia.
  • El hombre se hace llamar Brother Sage y dice que comenzó a beber su propia orina hace casi dos décadas porque le “genera beneficios en la salud”. Contó que almacena su orina durante la noche para tomarla a la mañana.
Un hombre bebe su orina como “medicina natural” pero se peleó con su vecino por el olor || Cortesía

Relató que puede guardarla hasta tres años e incluso la usa para mojar los pies o lavarse los ojos. Esta persona de 68 años que vive en Colorado, Estados Unidos, hasta ofrece un curso para estudiantes. Los médicos no avalan esta práctica.

Si bien no hay evidencia científica concreta de que beber orina ofrezca algún beneficio para la salud, Sage asegura que “cura todo, desde virus hasta quemaduras solares”.

Pelea con los vecinos por el olor

Sage reconoce que esto creó un contratiempo con la persona con la que convive. “Solo estoy reajustando el lugar donde hago mi práctica ahora y comenzando a buscar una nueva ubicación”, asegura.

“El dormitorio y mi baño están demasiado cerca de la cocina, por lo que los olores van por el pasillo. Estoy ahora practicando en el jardín, voy a un lugar cercano o a aguas termales y paso tres días pasándolo bien con eso, entonces está fuera de mi sistema”, reconoce Sage.

A pesar de que sus enseñanzas se publicaron en sus cinco libros, Sage afirma que se encuentra con “negacionistas” que cuestionan sus creencias. “Entiendo a los detractores o a los que dudan, pero he aprendido a ser compasivo con las personas porque todavía no saben qué es esto”, dice el hombre.

A medida que pasaron los años, el hombre cuenta que quería mejorar aspectos de su salud. “Aumenté el uso, las dosis. Hay más de 24 usos tópicos para la piel, ojos y oídos”, cuenta Sage. Según él se utiliza para picaduras de mosquitos y avispas, quemaduras solares hasta afecciones de las encías”. Sin embargo, resalta que “lo más inusual es que las personas alimentan a sus mascotas y a sus hijos y ven cómo se recupera su salud”.

Los supuestos beneficios que defiende el hombre

Se dice que la terapia de orina se remonta a la Biblia. Documentos históricos sugieren que los aztecas desinfectaban las heridas con él, mientras que los beneficios también se mencionan en la literatura india y china. Los fanáticos de la ‘uroterapia’, un término usado para describir beber tu propia orina, incluyen a Madonna.

En 1945, John W. Armstrong, un naturópata británico, publicó un libro en el que afirmaba que beber orina podía curar todas las enfermedades importantes, sin embargo, no hay pruebas científicas de esto.

La orina es altamente estéril y consta de 95 por ciento de agua y cinco por ciento de nutrientes como proteínas, vitaminas y minerales. Durante el proceso digestivo, el hígado se ocupa de las toxinas y las elimina para ser excretadas.

Luego, la sangre va a los riñones donde se filtra nuevamente y los componentes extraños que el cuerpo ya no necesita se recogen en una solución estéril que luego se elimina como orina.

“A lo largo de los años, muchas personas han afirmado que beber su propia orina tiene beneficios para la salud, pero que yo sepa, no hay evidencia científica que respalde estas afirmaciones”. sostiene el médico, el Dr. Rob Hicks.

Compartí esta noticia

Deja un comentario